Saúl “Canelo” Álvarez, quien, tras aterrizar por la noche del lunes 11 de septiembre en la sede de su combate ante Golovkin, no se esforzó en disfrazar el enojo que tiene con su rival del próximo 15 de septiembre.

En mi carrera nunca había estado de esta manera, pero lo tomo a mi favor: con cabeza fría pero la sangre caliente. Sin embargo, inconscientemente va a estar detrás de mí todo esto que se ha dicho y hablado y me va a ayudar mucho”, aseguró el mexicano.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here