Once niños que se encontraban encerrados en un campamento en condiciones inhumanas, sobre el desierto de Nuevo México, Estados Unidos, fueron rescatados por la policía de dicho lugar el día de ayer.

Fue gracias a un mensaje que se cree que provino de la zona donde se encontraban los menores, lo que ayudó a localizarlos. “Nos estamos muriendo de hambre, necesitamos comida y agua”, explicaba el texto.

Tras recibir el mensaje y hacer la debida investigación, las autoridades arribaron al sitio; once menores desde 1 año hasta 15 años de edad se encontraban acompañados de dos hombres y tres mujeres, quienes fueron detenidos.

Se detalló que los niños estaban en estado de desnutrición, no tenían agua ni comida, tampoco calzado ni higiene personal. Vivían en un remolque semienterrado, cubierto de plástico, sin agua ni electricidad.

Los pequeños ya se encuentran resguardados por las autoridades, mientras que los sujetos enfrentan cargos por abuso de menores. 

Aún se desconocen las razones por las que los sujetos mantenían en esas condiciones a los menores.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here