Un hombre de 24 años en Georgia, Estados Unidos, se encontraba a bordo de un automóvil escribiendo mensajes de texto en su celular, cuando atropelló dos veces a su hijo de dos años en la entrada de su casa.

El padre del menor fue acusado de homicidio no intencional en segundo grado mediante un vehículo y por conducir sin la debida precaución.

Fue durante la audiencia del acusado, donde un agente de policía declaró que el hombre no se percató de lo ocurrido, pues al revisar los mensajes no se encontró delito de intención; asimismo, expresó que cuando conducía el vehículo sintió un bache, y también al retroceder, sin saber que se trataba de su hijo de dos años.

El hombre deberá pagar una fianza de 2 mil 800 dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here